¿Cómo reemplazar un balastro eléctrico?

Cuando tenemos problemas técnicos en casa, a algunos nos cuesta más que otros poder resolverlos por nosotros mismos. Por eso, un problema tan común cómo cambiar un balastro eléctrico de una luz a veces se nos puede hacer un mundo, y por ello aquí te vamos a ayudar con ese problema.

¿Qué es un balastro?

Un balastro eléctrico es el material que regula la corriente que entra en la lámpara real de una bombilla fluorescente. El balastro proporciona la cantidad correcta de tensión para conseguir que las luces se enciendan sin permitir que fluya demasiada electricidad.

Por esta razón, a menudo los balastros se denominan cómo equipos de alimentación. Con el tiempo, estos balastros pueden desgastarse y causar que las lámparas dejen de funcionar correctamente, y esto podría influir potencialmente en dañar otras estructuras dentro del sistema de la luz.

1- Observa la Luz

Cuando un balastro empieza a estropearse, la fuente de luz se atenúa de manera constante cada vez que se encienda y apague hasta que finalmente no se encienda. Esto pasa debido a que la luz va perdiendo lentamente la capacidad de absorber la potencia para el dispositivo de iluminación y el balastro empieza a no ser capaz de regular la corriente eficazmente.

2 – Determina la Causa

Las razones de por qué puede estar fallando nuestra luz pueden ser varias. Entre ellas pueden estar una pérdida de energía electríca, el balastro se está estropeando o que la bombilla esté funcionando mal. Para saber identificar cuál es la causa, comprueba la fuente de alimentación principal de la casa y mira si el disyuntor se ha disparado o un fusible se ha fundido. Asegúrate de que la lámpara está enchufada a una toma de corriente eléctrica que funcione, y luego comprueba si hay daños en la propia bombilla.

  • Si es el foco es la fuente del problema, no se encenderá en absoluto.
  • Si el balastro está causando el problema, la luz se iluminará durante unos segundos y luego se apagará lentamente.

3 – Decide si sustituir o descartar

Si tu aparato de luz tiene más de 15 años de edad, es una apuesta más que segura de que debes reemplazar todo el dispositivo. A esa edad, las bombillas y las lámparas fluorescentes específicas que sirven cómo sustitutas de tu modelo puede incluso ya no se vendan, por ello quizás dependiendo de los años que tenga deberás tirarla y comprar otra nueva de otro modelo más actual.

Si tu luz tiene menos de cinco años de edad, puedes comprar un nuevo balastro y reemplazarlo por el que te está fallando.

Paso 4 – Sustituir el balastro

Desmontar el aparato de luz fluorescente para encontrar el balastro, una pequeña caja de metal con cables de colores que salen por ambos extremos.

Examina el diagrama de circuito dentro del alojamiento de luz y sepáralo. Compra un balastro magnético o electrónico, mediante la comparación de con tu antiguo balastro en la tienda dónde vayas a comprar la nueva bombilla o suministro e instálalo de acuerdo con el diagrama.

También te interesa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.